Valcron x 30 Cápsulas Blandas

 

Este producto está autorizado para ser vendido
bajo la receta médica, Su venta se encuentra
restringida a los profesionales que los prescriben
y dispensan.
La información contenida en la presente página está
destinada a ser utilizada por profesionales de la salud
capacitados para su adecuada interpretación.

 

 

GMPCalidad Certificada

For messages that require a bit of explanation, we have paragraphalerts.

saber más

Valcron x 30 Cápsulas Blandas

 

 

Alfa Tocoferol-Ascórbico, Ácido-Retinol-Selenio-Zinc

 

Composición: Cada cápsula blanda contiene: Betacaroteno 3 mg (equivalente a Vitamina A 5.000 U.I.); Acido Ascórbico 250 mg; Vitamina E 200 U.I.; Zinc 15.0 mg; Selenio 50 mcg. Excipientes c.s.p.

 

Descripción: Es una asociación de Betacaroteno, Vitamina C, Vitamina E, Zinc, Selenio.

Betacaroteno: pertenece a la familia de los carotenoides, compuestos que son sintetizados en la naturaleza. Existen evidencias de que el betacaroteno activa la función inmunológica, independientemente de cualquier actividad vitamínica, posiblemente en base a su capacidad para neutralizar los radicales libres y en especial el oxígeno singlete. Las siguientes propiedades parecen ser particularmente importantes: neutralización de los radicales del oxígeno. Desactivación del oxígeno singlete. Aumento de las defensas inmunológicas. Actividad como Provitamina A.

Vitamina C (ácido ascórbico): actúa en un sinnúmero de reacciones que involucran oxidación. Tiene un rol importante en el sistema inmune donde aumenta la resistencia a un rango de enfermedades. La vitamina C es esencial para el crecimiento y reparación de los tejidos en todo el organismo.

Es necesaria para la formación de colágeno presente en el tejido conectivo, la formación del hueso y cartílago. Tiene un rol importante en la reparación de huesos fracturados. Cuando se administra antes y después de una extracción dental, la vitamina C ayuda a cicatrizar los tejidos más rápidamente. Aumenta la capacidad para la absorción de hierro en el estómago y mejora la biodisponibilidad de selenio.

Vitamina E: (alfa tocoferol): tiene un efecto antioxidante, lo que implicaría una acción protectora sobre la generación de radicales libres. Vitamina E es prácticamente usada en casi todos nuestros tejidos. Las más altas concentraciones se encuentran en la glándula pituitaria, glándula adrenal y testículos. En estudios realizados en animales, la deficiencia de vitamina E ha estado implicada en diversas condiciones como: cataratas, enfermedad muscular y neuromuscular. Presenta sinergia con selenio, otro antioxidante. Parte del beneficio de la vitamina E, se debe a su capacidad para proteger a las vitaminas A y C de la oxidación. Además la vitamina E ayuda a aumentar el nivel de superóxido de dismutasa, una enzima que es un poderoso atrapador de radicales libres. Vitamina E, también ayuda a prevenir la rancidez causada por la oxidación de grasas poliinsaturadas y así previene el daño que podrían producir los radicales libres al ingerir estas grasas. Zinc: nuestro cuerpo contiene aproximadamente 2 ó 3 g de zinc. El zinc es un componente esencial de una gran cantidad de enzimas asociadas a diferentes procesos metabólicos. Las más altas concentraciones de zinc se encuentran en los ojos, hígado, huesos, próstata, semen y pelo. El zinc tiene un rol muy importante en el sistema inmune. La alteración de la producción de anticuerpos puede ser corregida con la suplementación de zinc. El zinc es un componente esencial de la superóxido dismutasa (SOD), un antioxidante que atrapa radicales libres. La glándula prostática tiene una de las más altas concentraciones de zinc en el cuerpo. En general bajos niveles de zinc en la próstata parecen estar asociados con la enfermedad de la glándula. La suplementación de zinc puede ayudar a reducir el tamaño de la próstata y los síntomas de la hipertrofia prostática benigna (B.P.H.) en la mayoría de los pacientes.

Selenio: está presente en todos los tejidos del cuerpo, pero se concentra en los riñones, hígado, bazo, páncreas y testículos. La gente no consume suficiente selenio, debido al tipo de dieta que ella come. Su rol más importante es como antioxidante y por lo tanto puede atrapar radicales libres que en algunos casos conducen al desarrollo del cáncer y otras enfermedades degenerativas. El selenio es un componente activo de la enzima glutatión peroxidasa que protege las células del daño de los radicales libres. En el hombre se ha encontrado una relación entre el selenio y la enfermedad cardíaca y también juega un rol efectivo en el tratamiento o prevención de otras enfermedades como acné y dermatitis seborreica. Un estudio muy importante conducido en Escandinavia mostró una correlación entre bajos niveles de selenio y la incidencia y severidad de distrofia muscular.

 

Indicaciones: Puede ser usado para balancear estados carenciales de los antioxidantes Betacaroteno, Vitamina E y Vitamina C. Protege a las células del daño oxidativo que se ha observado principalmente en individuos fumadores, alcohólicos y personas expuestas a condiciones ambientales como polución y radiación ultravioleta.   Betacaroteno, Vitamina C y Vitamina E son compuestos antioxidantes de primera elección que reducen el riesgo de enfermedades crónicas.

 

Posología: Adultos y adolescentes: 1 cápsula al día.

 

Efectos Colaterales: En pacientes tratados con dosis altas de Betacaroteno (superior a 25 mg), se puede observar coloración de la piel, la cual desaparece cuando se suspende la suplementación de Betacaroteno.

 

Contraindicaciones: Hipersensibilidad conocida a cualquiera de los componentes.

 

Precauciones: Embarazo y lactancia.

 

Interacciones Medicamentosas: En las dosis recomendadas, no hay información de interacción con otras drogas.

 

Presentaciones: Envases conteniendo 30  cápsulas blandas.